Chirigota del Love – Cuplés ‘En donde yo mejor me lo pasé y ‘salí ya de la barriga’

0
155
Chirigota del Love

En el año 1998, la chirigota del Love, ‘Los Juancojones‘, sorprendieron a todos con un grandísimo cuplé.

En él, relataban su experiencia en la barriga de su madre, y los problemas que habían tenido durante el embarazo por culpa de un personaje que rondaba cerca de ellos de vez en cuando.

Al año siguiente, ‘Los Pofesionales’ sacaban la segunda parte de este cuplé, contando el desenlace final, una vez que salen de la barriga y se encuentran con el susodicho individuo cara a cara.

Vídeo: Carnaval por un tubo

Sin lugar a dudas, este es uno de los cuplés más cantados y que más risas ha provocado de la chirigota del Love.

‘Los Juancojones’ llevaban la autoría de José Manuel Cornejo Benítez “Chico” y Luis María Rodríguez Rondán. Consiguieron el 1º Premio en el Concurso de Agrupaciones del Gran Teatro Falla del carnaval de Cádiz 1998.

Por su parte, ‘Los Pofesionales’ llevaban la letra del ‘Gomez’, José Manuel Cornejo Benítez ‘Chico’, y la música de Javier Osuna. Obteniendo por entonces el 2º Premio en el COAC 1999.

Letra de ‘En donde yo mejor me lo pasé’

En donde yo mejor me lo pasé
fue cuando estuve en el vientrecito de mi omaita,
allí estaba tranquilo,
también mu calentito.
Lo malo es cuando abría su boquetito,
una mañana se coló un chaval
mu largo y con la cara colorá
entrando y saliendo se llevó
un buen ratito ese gachón,
la confianza que el tío cogío.
Al cabo de unos días volvío el chaval al abujero
tendría que estar lloviendo porque traía un chubasquero,
estuvo otro ratito
por allí husmeando
con las venas en el cuello, seguramente estaba cantando
sa creío el gachón que el boquete es suyo
po así estuvo nueve meses,
“joe que joe”, el tío capullo.

Letra de ‘Salí ya de la barriga’

Salí ya de la barriga y toda mi vida llevo
loquito por encontrar
al tío del chubasquero
que durante nueve meses me
la dio a mi mortal
juré que me vengaría,
si por suerte algún día
me lo encuentro cara a cara,
voy a dársela de muerte
por to los cardenales que el tío capullo
me hizo en la frente
y el otro día en mi casa
fui a entrar en el cuarto baño
y a mi padre lo sorprendí
en la ducha y al ver lo que le colgaba
encontré por fin a quién yo buscaba.
Me fui pa darle una piña
y usted no querrá creerlo
no se la di, lo perdoné
porque el pobre está que da pena verlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here