La ironía del Selu

0
1667
Selu-Garcia-Cossio-Codigo-Carnaval

Hacer referencia al mundo de la chirigota lleva un nombre grabado a fuego de una manera inequívoca: Selu García Cossío. Este chirigotero ha supuesto un punto y aparte en el mundo de la comparsa, si Antonio Martínez Ares supo reenganchar a la juventud a su modalidad, Selu consiguió crear un estilo diferente de hacer chirigotas a raíz de la interpretación obsesiva del personaje. Sus obras están tan magníficamente interpretadas y cuidadas hasta el más mínimo detalle que uno es capaz de identificar rápidamente el tipo con algún familiar, vecino o amigo cercano.

El realismo es una de las cosas que llaman primeramente cuando uno ve en escena a una chirigota del Selu, pero luego tienen un transfondo irónico que la convierten en excelentes. El autor expresa la crítica —y en numerosos casos dura— a través del personaje, osea, uno ve como el banquero al que representa te dice en tu cara que se está quedando con todo tu dinero pero el público no puede dejar de reirse de su desgracia, una mezcla contrariada de su desdicha y la de un personaje genialmente expuesto. Selu recoge la esencia pura del carnaval de Cádiz, la exposición ante el respetable de un humor inteligente, irónico y nada chabacano y simple hacen de el uno de los mejores chirigoteros que ha dado la fiesta.

Sin embargo, no todo empezó como cachondeo, sus comienzos datan de 1972, dos años más tarde se incorpora a la comparsa de Enrique Villegas con el que permanece diez años, también participó con Las Momias de Guete y con Pedro Romero hasta que decide con su grupo de amigos salir por su cuenta en la modalidad de chirigotas.

Los borrachos dan un golpe de efecto

Tras haberse colado incluso en la final con ‘Los sanmolontropos’, se encuentra una línea a seguir de surrealismo, de personajes interpretando sus vivencias durante toda la actuación. Ante la gran cantidad de amigos que componían el grupo se decide sacar dos agrupaciones, ‘Ballet Zum Zum malacatum’ y ‘El que la lleva la entiende’. Curiosamente, la primera agrupación era la que iba más en serio, y la segunda era más para divertirse. No imaginaría jamás Selu que aquella chirigota supondría un golpe de efecto, un antes y un después en el mundo de la chirigota con el ya famoso y célebre cuplé de ‘Iba por canalejas’.

 

Su línea interpretativa continúa a un ritmo frenético, y también consiguen el primer premio al año siguiente en 1993 con la chirigota ‘Con el sudor del de enfrente’ conocida también por ‘Los ricos’, en los que se mofan constantemente de la aristocracia y de los problemas sociales. Así lo explica el propio autor en este vídeo.

 

Algunas agrupaciones no tienen una connotación crítica o claramente irónica hacia el gaditano o hacia alguien en concreto, pero hay muchas agrupaciones en las que el aficionado puede identificar claramente a alguien conocido suyo en Las Marujas, Los Enteraos, Viva la Pepi, Lo que diga mi mujer o Los titi de cai. Aquí un par de vídeos representativos.

Los cambios de opinión en la sociedad y política

Otros sin embargo, como ya comentamos no tienen una connotación específica, pero su interpretación hasta llega asustar, ya interpreten lo que sea, los componentes se meten todos perfectamente en el tipo, horas y horas de trabajo, esfuerzo y dedicación para que todo salga a la perfección en lo que es sin duda la parte más compleja cuando uno quiere llevar una chirigota al falla. Los Lacios, Lestaulante Chino Casa Lafaé, Los hermanos Guarrindongui, o la Banda de música de cagarrutas del monte.

Con esta última agrupación hay una anécdota muy curiosa, Selu demostró y dejó en evidencia al teatro cuando interpretó dos pasodobles, uno favorable al PSOE y otro al PP y obtuvo el mismo aplauso del público, un juego de palabras oculto en el que quizás y se deja botando la reflexión que muchas veces el público del teatro no es consciente de lo que se interpreta por parte de las agrupaciones.

Los duros antiguos en dos versiones

Puestos a mostrar la genialidad de este autor, nos trajo dos versiones del famoso tango de ‘Los duros antiguos‘ uno cantado al revés con Los borrachos y otro cantado en chino con Lestaulante Chino Casa Lafaé.

Los que no saben cantar…decían

Una de las críticas a mala leche que ha recibido esta agrupación es su excesivo estilo hablado a la hora de los pasodobles, que el grupo no cantaba ni tenía buenas voces. Una vez más, Selu vuelve a reinventarse y con la chirigota de ‘El que vale vale’ les otorga un ZAS a todos aquellos críticos con su perfectísima interpretación del pasodoble. Voces y afinación sublimes.

Saber reírse de uno mismo, el germen de la fiesta

Si en algo se ha caracterizado la fiesta del Carnaval de Cádiz, es por la capacidad interpretativa del gaditano de reirse de sus propias desgracias con un tono irónico, sarcástico, rozando lo hiriente y lo cómico. Desde ese germen embrionario Selu García Cossío dota al pueblo de una ironía fina, el doble sentido y una calidad sin igual. Estamos ante uno de los mejores autores de la fiesta, palabras mayores. Solamente un autor de su categoría sería capaz de brindarnos con este pasodoble en estos tiempos y arrancarnos una sonrisa a su vez. Único e irrepetible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here