Vera Luque, de aspirante a imprescindible

0
265
Vera Luque - Codigo Carnaval

Hace 15 años ya que José Antonio Vera Luque puso su primera piedra en una chirigota, seguramente más si contamos colaboraciones y alguna que otra que no trascendiera demasiado hasta la parabólica carnavalera, habría que preguntarle a Juanelo al respecto.

La evolución de Vera Luque en el panorama carnavalero ha dado un giro de 360 grados, a base de esfuerzos y sacrificios, sin nadie regalarle nada pasó de ser la chirigota resultona a aquella fetiche por la que se le tiene un cariño especial salvo en el jurado, convirtiéndose año si y año también en cajonazos variopintos a ser una de las chirigotas más esperadas año tras año, capaz de enfundarse hasta dos primeros premios consecutivos en la modalidad.

Inicios bajo sones de revolución

Los primeros destellos datan del año 2000, con la chirigota ‘Los Revolucionarios’, unos guerrilleros sudamericanos incluso con el Ché Guevara al frente, agrupación que no pasaría el primer corte. A partir de ese instante, la estadística se vuelve absolutamente fantástica, la agrupación logra colarse constantemente en la fase semifinal (recordemos que antes no había fase de cuartos sino dos pases de semifinales). De aquella época nace un Vera rebelde, directo y dispuesto a decir las verdades cuando se tercian pero sin dejar florecer su lado romántico, ven así la luz agrupaciones como ‘Los cristovive’, ‘Los machomen’, ‘La hermandad omega’ o ‘Los monstru’. De estos últimos sacamos un pasodoble ácido y realista, de como el autor ve la fiesta de El Rocío y todo lo que a su alrededor genera.

Estas tribulaciones híbridas entre lo romántico y lo hiriente hicieron que rápidamente su pluma fuera comparada con la de Juan Carlos Aragón, en ese estandarte de pasodobles acomparsados y cuples satirones. Muchísimos, han sido los que han pedido al autor un cambio de modalidad hacia la comparsa, como ya hiciera su compañero, pero Vera Luque siempre ha dejado clara su postura respecto al cambio y no quiere saber nada de aquello.

La mueca burlona de Charlie Rivel se oye en la final

Para muchos, el nombre de Vera Luque era un auténtico desconocido hasta hace escasamente 10 años, corría el año 2005 y un tipo de payasos a domicilio con un tono satírico y una mezcla de ironía y humor negro consigue en ‘Cumpleaños infeliz S.A payasos a domicilio’ que el golpe en la mesa del autor se oiga más allá de las puertas de tierra. Si bien el grupo ya estaba trayendo cosas en años anteriores para tenerles muy en cuenta, es con esta chirigota con la que consiguen entrar en la gran final y esbozar su pluma para el resto de Andalucía de manera clara y directa.

La chirigota supone un repunte importante, un ‘aquí estoy yo’ en toda regla al mundo del carnaval, una crónica local recogía el día de su debut “si antes sí, ahora todavía más”, vaticinando lo que estaba por venir, no se equivocaron y Cumpleaños Infeliz nos dejó letras para el recuerdo como la de homenaje a Mágico González, o aquel a los niños del hospital. He querido ahondar un poco más en su repertorio para traeros una de mis preferidas de ese año, dedicado a las mujeres

Tras esa irrupción mediática en la fiesta, sucedieron otras buenas agrupaciones como ‘Tarzán, la leyenda del hombre mono o por lo menos resultón’, otra como ‘Los jesusitos de mi vida’ que pasaron de manera discreta o algo más atrevidos como ‘Esto conmigo no pasaba’, donde aquel tipo de Franco seguramente costó a la chirigota cotas más altas, en aquel 2007 fue uno de los cajonazos más sonados.

Premios en forma de clave antes que de guitarra

Aquella chirigota con tipo de Franco nos dejaba una nota nostálgica entre sus pasodobles, y es que antes de coquetar con la prima y el bordón de la guitarra, Vera Luque ya había ganado primeros premios en la modalidad de cuartetos, la más difícil de todas, a muchos les sonará ‘Cuarteto Local’ (1997) con Paco Chouza, Selu Piluestán y el Batidora, ganarían el primer premio al año siguiente con ‘Encadenados’, también nos sorprenderíamos echando la vista atrás en aquel 2000 con ‘Doble o nada’ cuyo uno de los integrantes del cuarteto es Germán, actual presentador de Onda Cádiz.

Para esos años, Vera Luque quiso rendirle un pequeño homenaje a la modalidad con este bonito pasodoble.

Un premio por derecho

A partir de esa época el despegue se hace inmenso, y tras un derroche de ingenio con el tipo de ‘Los mákinas’ (a la par de otro cajonazo) consiguen entrar al año siguiente a la gran final por la puerta grande, 2010 traería una enorme sorpresa, el primer premio en la modalidad con ‘Los que van por derecho’, diez años habían pasado desde que aquella chirigota de amigos se subiera de forma continuada a las tablas del teatro y recogieran como fruta madura su buen hacer y tantísimo talento.

Aquella chirigota ya intuía algo grande desde su puesta en escena, su tipo y uno de las características que había empezado a cuidar muchísimo el autor, las presentaciones.

Esta es tu afición

Tras un amargo traspiés con ‘The Cádiz Post Times’ donde se quedaron en los cuartos de final, Vera Luque vivió al año siguiente un golpe de éxtasis carnavalero por autonomasia, algo de lo que no muchos pueden presumir y lo que produce la mayor satisfacción para un carnavalero: que tus letras queden para el recuerdo. Así es como en 2012 Vera encontró a la afición, su afición, los que llenaban el teatro para escuchar únicamente a su chirigota, la hinchada más fiel y leal dispuesta a entonar una presentación que quedaría como uno de los himnos de esta chirigota, superando incluso el famoso cuplé de las meonas.

La chirigota sufrió un enésimo cajonazo, pero eso ya poco importaba, lo vivido el año de Los Hinchapelotas superaba cualquier primer premio en chirigotas, el pueblo estuvo con ellos de principio a fin e hizo que aquella chirigota no acabase entre las aguas del olvido, sino muy cerquita del corazón y de la garganta, allí donde reposen calientes para el pueblo gaditano.

Lo que se resistía ahora es habitual

Quién le diría a Vera Luque que tras numerosos babuchazos entraría durante tres años consecutivos en la gran final: ‘Los erasmus pocos y parió la abuela’, ‘Esto si que es una chirigota’ y ‘Los superpop’ alcanzando la gloria máxima de manera consecutiva en los dos últimos años.

De una manera natural, lo que antes se resistía ahora se ha convertido en habitual, la transformación de una chirigota que dejó de ser una ‘buena chirigota’ a una de las más esperadas, nada ha sido al azar, ningún golpe de fortuna a golpeado al autor de manera fortuita para encontrarse en esta tesitura. Vera Luque lejos de fruncir el ceño o criticar en los periódicos decidió aprender de los babuchazos, trabajar para ser mejor y seguir haciendo carnaval que es lo que le gusta.

Vera Luque es un ejemplo para todos aquellos que golpean con fuerza la modalidad en la actualidad, el ejemplo a seguir para no rendirse ni buscar culpables, el tiempo pone a cada autor en su sitio y todo se recoje en un espacio de tiempo conforme a lo que se necesita aunque en ocasiones el éxito sea esquivo y merecedor, Vera es ese espejo donde mirarse en el momento que algún nuevo autor se le pase por la cabeza bajar los brazos, un halo esperanzador de sinceridad, de no venderse a nadie ni cambiar su estilo para lograr el éxito, simplemente siendo uno mismo, con las ideas firmes en el papel y la garganta, un chirigotero que conserva la chispa de aquellos inicios revolucionarios, la revolución del carnaval limpio, honesto y sencillo.

Este último pasodoble, el de la final, tiene un significado profundo que su propio autor explicó en Facebook, con su permiso lo comparto con todos vosotros para que entiendan mejor lo que supuso, de cuando inconscientemente se puso la piedra hacia el segundo primer premio consecutivo.

Me gustaría compartir una pequeña historia con todos vosotros. Anoche a esta hora viví uno de los momentos más mágicos de mis 22 carnavales.Nos disponíamos a hacer voces en camerinos.Faltaban unos 20 minutos para actuar.Y con público presente comenzamos a cantar el segundo pasodoble, el que dedicamos a las finales de los 80.Ese pasodoble tenía 48 horas.Dos días de ensayo.Iba verde…Tan verde que no dimos ni una. Mascamos frases enteras. Preocupación gorda. Un error de esa índole no sólo nos descartará automáticamente,sino que lo peor,quedaremos mal,muy mal, frente al público,frente al Teatro.
Acto seguido del error,echamos a todo el mundo del camerino. Volvemos a darle señores. Concentraítos.Una,dos y tres…Yo a mi bola empiezo a cantarlo.A la segunda frase oigo a Pitu que me llama:”¡Vera!” Me giro y veo que todo el grupo estaba en corro y abrazados,cantando el pasodoble.Abrazados.Cómo un equipo.Me uno al corro.Y esta vez sí,el pasodoble sale perfecto.Vamos pa’bajo!!
Abajo yo estaba cagao. Lo juro. Temía el gambazo. Llegó el momento del pasodoble.Volví a cerrar los ojos…
Salió perfecto.No sólo en la ejecución.Sino en la acogida que le dio el público.
Creo que ese pasodoble no lo cantamos 12 tíos solos.Ahi había mucha más gente cantando. Desde amigos a la familia que estaba en casa.Desde la pequeña Martina a la gente que ya ni está. Todos empujaron.Todos nos soplaron al oído frase por frase del pasodoble,para que no nos equivocaramos… seguro.
Fue emocionante.Os tenía que contar esta parcelita de intimidad a cambio de tanto ánimo y alegría que nos mandáis cada día que cantamos.
Soy inmensamente feliz por el Primer Premio.
Pero soy más inmensamente feliz por tener alrededor a tanta gente buena.
Si no me hubieran dado el uno,seguiría siendo feliz. Nuestros “rivales” se lo merecían igualmente.Ha sido un honor compartir la Final con los dos mejores grupos de la historia de las chirigotas gaditanas.
Pero si no tuviera a to estos locos conmigo no sería feliz.Os lo aseguro.
Perdón por el tocho.Mañana domingo nos vemos en Medicina a las 13:00
FELIZ CARNAVAL

Foto de portada: El photocho del carnaval

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here