10 grandes finales de popurrís del Carnaval de Cádiz

Cuando los últimos compases de la agrupación entran en escena, una mezcla de melancolía y sensación de bienestar recorren nuestro cuerpo. Es entonces cuando nos preparamos para la última cuarteta del popurrí, aquella que nos dejará con los bellos de punta o pondrá la guinda del pastel a una actuación redonda. Hemos realizado una selección de unos finales de popurrí inolvidables.

Anónimo gaditano, 1991

Comandada en escena por José Sibón ‘El purri’, esta comparsa posee un elenco de ilustres de la fiesta: Tato, el ronco, José el bombista, Galleguito, Chato, Carli, Silva…escrita por Joaquín Quiñones y con la música de Pepito Martínez. El final es todo un espectáculo.

Los de gris, 2013

Bajo los sones de Jose Mari Barranco ‘El Lacio’, esta atrevida chirigota viñera conocida como ‘La chirigota del lupo’ consiguió alzarse con el primer premio de la modalidad. El final del popurrí merece ser enmarcado.

Las viudas de los bisabuelos, 1994

Todo un clásico del 3×4 viñero, sin lugar a dudas podríamos decir que se marca un referente en los finales de popurrí con estas chirigotas de Cárdenas, Peñalver y la inconfundible melodía del Noly. Todas con su sello y su pellizco.

Los condenaos, 2001

Tras la separación del grupo de Antonio Martínez Ares, Juan Carlos Aragón tomó las riendas de la autoría en una comparsa que todos le pedían desde el pelotazo con Los Yesterday. Y la verdad es que para ser la primera, le salió redonda.

Titirimundi, 1992

Nandi Migueles traía este coro en el año 1992, muy trabajado en todas sus facetas tanto musical como de autoría. Destacar este final de popurrí que consiguó levantar al público en la gran final pese a ser casi las 7 de la mañana.

Entre rejas, 1985

De la unión de Antonio Martín y Pepe el caja solo podrían salir comparsas como ‘Entre rejas’. Una maravilla de principio a fin, con un final de popurrí que ya se ha convertido en un mito de la fiesta.

Los gladiadores de la caleta, 2007

Carapalo y Antonio Rivas nos traen bajo el mando escénico de Manolín Gálvez una chirigota añeja y viñera, y por supuesto, no podía faltar ese final de popurrí que enamora y envenena.

Action cadix, 2004

La primera chirigota que nos traía el Canijo ya con su grupo de Cádiz que tanta gloria le otorgó posteriormente. Una delicia de popurrí sin lugar a dudas que siguen interpretando durante sus antologías de verano.

Los piratas, 1998

Poco se puede añadir de una de las mayores obras maestras de Martínez Ares y del Carnaval de Cádiz en general. Considerada por muchos autores la mejor comparsa de la historia.

Los enterraores del siglo XX, 2000

Otro clásico de Cárdenas, Peñalver y Noly. Con ilustres como Manolito Lupi o Manolín Gálvez consiguieron entrar en la gran final con su inconfundible sello.