Entre Rejas, la comparsa culmen

Corría el año 1985 cuando Antonio Martín daría uno de los llamados ‘grandes pelotazos’ en la historia del Carnaval de Cádiz con su comparsa ‘Entre rejas’.

Y es que aquella comparsa, iniciaría una época dorada, para algunos la más gloriosa del poeta de la calle San Vicente, y es que tras aquella tormenta de coplas llegarían otros dos primeros premios más consecutivos, para hacer un total de tres: ‘Entre Rejas’, ‘Soplos de vida’ y ‘A fuego vivo’.

Unos barrotes enormes se entreveían en una espesa negrura…aquel Teatro Falla esperando con ahínco la copla primera, la copla certera… solo un tintineo, golpes secos sobre aquellos barrotes y unos brazos que se estiran como queriendo alcanzar ilusos la libertad.

Aquellos quejíos se convierten en desgarro, en desesperanza… en el anhelo de recuperar algo perdido. El público asiste agazapado con nerviosismo, como aquel león que observa entre los arbustos a la gacela…en busca del bocado del éxtasis perfecto.

Y llega, claro que llega. La presentación de ‘Entre Rejas’ acaba en ese trabalenguas imparable, en esa dulce metralla de piropos y palabras que apenas se hacen ya inteligibles debido a la emoción del momento, no importa, el público salta como un resorte, asombrado y enloquecido por ese orgasmo carnavalero que está sufriendo, es algo contagioso…es algo indescriptible.

Un grupo para la historia

Antonio Martín siempre se ha caracterizado por tener durante su trayectoria algunas de las mejores voces y grupos del Carnaval de Cádiz, y ‘Entre Rejas’ no sería menos.

La dirección la llevaría uno de esos buques insignia que han conseguido darle el sabor a todas las agrupaciones en las que ha salido, hablamos de José Pérez Toledo ‘Pepe el Caja’.

Bajo su batuta, hombres como ‘Catalino’, ‘El Gallego’, ‘Caracol’, Gaviño, Kike Mayones, Pedro Ramos, o José Luis Alcántara entre otros conformaban un elenco de voces celestial. Como curiosidad, aquel año iba de guitarra Miguel Ángel ‘El Búho’, hermano de Selu García Cossío.

Un grupo absolutamente a la altura de una comparsa mítica, para un recuerdo imborrable.

¿Es ‘Entre Rejas’ la obra culmen de Antonio Martín?

Más de 50 años de coplas, más de media vida dedicada al Carnaval de Cádiz, así a botepronto se podría definir el currículum de Antonio Martín.

Y de esos tantísimos años de coplas, se hace complicado analizar cual habría sido su obra más perfecta. Pero sin embargo, todos tienen un factor común, todos los ‘martinistas’ y aficionados al carnaval llegan a la conclusión de que ‘Entre Rejas’ entra en sus quinielas como una de las obras cúlmenes del poeta gaditano.

Vuelve a retumbar aquel golpe seco sobre el metal, como si fuese un yunque de una fragua, como la canción inmortal de un preso que muere en soledad.

Aquel preso de Cádiz, aquel preso por carnavales que estira sus brazos entre los robustos barrotes da paso nuevamente hacia un último lamento en forma de quebranto en la privilegiada voz de Perico Ramos ‘Espérame por carnavales que tengo la libertad’.

Y aquellos barrotes se abren, aquella comparsa deja de estar presa, para ser eternamente libre. Desde entonces, ha dejado de ser de Antonio Martín, el patriarca del gaditanismo…desde aquel año 1985 hasta la eternidad será por y para Cádiz, por y para los carnavales.

Deja un comentario

error: Content is protected !!