Carnavaleros como sus padres

0
2012
Carnavaleros como sus padres - Codigo Carnaval

El Carnaval de Cádiz lleva tantísimos años a nuestro lado que ya estaba desde que todos y cada uno de los fieles lectores de nuestra web nacieron. Por él, han pasado miles de agrupaciones y componentes. Incluso generaciones familiares dando continuidad a ese legado de pasión y veneno. Y eso es justamente lo que os traemos, un recopilatorio de carnavaleros actuales que han seguido la tradición familiar de sus padres. Carnavaleros como sus padres.

Jesús Silva

los-silvaAntiguo director de la chirigota del Lupo y hoy componente de la comparsa ‘Los equilibristas’ junto a Argüez, Aranda, Noly o Subiela. Ha vuelto a una modalidad que siempre le tiró desde pequeño. Criado en la peña Nuestra Andalucía, sus primeros pasos fueron a través de las comparsas infantiles que sacaba la peña, para que los hijos de los ilustres que allí paraban fueran curtiéndose en este veneno.

Hijo de Pepe Silva, un veterano comparsista que salió en comparsas de Antonio Martín, Quiñones o Pedro Romero. Uno de las grandes insignias del Carnaval de Cádiz en la Peña Nuestra Andalucía, hoy día atiende tras la barra de la citada peña y no duda en entonarse alguna letrilla de aquellos gloriosos años cuando se tercia. Alla por el año 1984, Pepe le ofreció una silla a un chico tímido con una guitarra a cuestas y un papel en el bolsillo donde llevaba el pasodoble de una comparsa: su nombre, Antonio Martínez Ares.

Toni ‘el piojo’

toni-piojo-los-cobardesLas nuevas generaciones conocerán al dedillo a Toni ‘el piojo’, octavilla que comenzó en adulto de la mano de Jesús Monje, dio el salto hacia la comparsa de Juan Carlos Aragón, donde se convirtió en uno de los referentes más demandados de su agrupación en numerosos intervalos, ya que han sido varias idas y venidas con el autor, tiempo en el que también pudo salir con Joaquín Quiñones o junto a Cardoso y Antonio Rivas en ‘Los hombres de negro’ o más recientemente con los hermanos Carapapas. Forma parte de la comparsa ‘La Eternidad’ de Martínez Ares

Su padre, Antonio Guerrero ‘piojo’ (apodo que le viene del padre), fue también componente de las comparsas de Antonio Martín (Los aventureros o Los rumberos) y un ilustre de la Peña Nuestra Andalucía (Tribunos, Payos y Gitanos, Pregones, Califas…). Antonio, además fue el gran precursor de la cantera gaditana de los años 80, con la autoría de numerosas comparsas y chirigotas infantiles como Garabato, Payasitos, El Relicario, Los pilotos del Azafrán el aeroplano o vaporcito del puerto. De aquellas comparsas salieron numerosos componentes ahora muy conocidos, como Toni ‘el piojo’, Jesús Silva, Galleguito, Luis Rivero o Juanlu Sambruno.

Carli y Edu Brihuega

familia-brihuega
familia-brihuega
Familia Brihuega. Carli (Entre tus brazos), su padre Carlos (Al compás de mi cepillo) y Edu (Los Pilotos del Azafrán El Aeroplano).

Puntales referentes en las comparsas de Antonio Martínez Ares, Carli entra tocando el bombo en las primeras agrupaciones. Una vez se decide que de un paso al frente y situarlo en la línea delantera haciendo las octavillas junto a Chupa y Fernandi, su hermano Edu se incorpora en la agrupación tocando el bombo. Las octavillas de Carli, y las grandes comparsas de la época consiguieron enganchar a toda una generación de los años noventa a la comparsa, que comenzaba a reinventarse y a aparcar los canastos de mimbre por escenografías y repertorios más vanguardistas. Edu acabó cantando también en la fila delantera a partir de la ruptura del grupo de Subiela y su incorporación a Los Condenaos junto a Juan Carlos Aragón. Su hermana, Chari también es componente de agrupaciones callejeras.

Carlos Brihuega, padre. Ha sido uno de los máximos referentes de la Peña Nuestra Andalucía junto a Jesús Monzón, José el bombista, Carlos Peña, Pepe Silva o Purri (palabras mayores). Es uno de los personajes con posiblemente más primeros premios del Carnaval de Cádiz. Comenzó en la modalidad de coros junto a Jesús Monzón, al cual le unía una gran amistad, para luego enrolarse a las comparsas de Enrique Villegas para años después unirse al mayor referente de la modalidad: Paco Alba. Antifaz de oro en 1988, su última agrupación fue en 1998 con ‘Arrierito semos’. También formó parte de la comparsa ‘Requiebro’ en el 84.

La continuación de los Brihuega

Carnavaleros como sus padres - Codigo Carnaval

Lo maravilloso de la saga de los Brihuega es que hemos podido comprobar en 2017, como se cumplía algo muy especial. Carli, compartía escenario con su hijo Javier, quien debutaba en la modalidad en la comparsa ‘Los Equilibristas’. Un legado que a buen seguro llevará el apellido Brihuega durante muchos años más en el Carnaval de Cádiz.

Manolo Santander

manolo-santander-palmiDe casta le viene al galgo, y es que desde la última década de los años 90 ya podíamos ver al hijo de este chirigotero subido a los tablaos junto a su padre interpretando sus coplas. Sin embargo, Manolín, como coloquialmente se le conoce, enfocó su vida carnavalera en la modalidad de guitarra intercalando la chirigota y la comparsa. Un único año han coincidido de momento padre e hijo en la misma agrupación, fue en ‘El submarino amarillo’. Luego, hemos visto al guitarrista enrolado en agrupaciones como la comparsa de Jona o las chirigotas del Canijo de Carmona. Hoy día, es componente de la comparsa de Juan Carlos Aragón. Cabe destacar, que también su hermana, Palmi Santander, participa en el coro de Lucía Pardo como bajo. Una familia carnavalera sin lugar a dudas.

Defensor acérrimo de la chirigota clásica, Manolo Santander Cahué, fue componente de la chirigota del Petra. Debutaría en 1981, con ‘Los ases del Jazz’. Posteriormente, un currículum tremendo que alternaría con participaciones intercaladas con juveniles, mientras que en la modalidad de adultos saldría en Las olas del campo er sú, los del perejil lacio, las brujas piti o el verdadero pelotazo con ‘el crimen del mes de mayo’. Se forma un poderoso tándem junto a Carapalo, pero este decide romper relaciones y pasa a formar parte de las chirigotas del Yuyu. A partir de 1996, Manolo Santander decide tomar su camino en la autoría. A su paso, grandes agrupaciones como La Familia Pepperoni y su eterno pasodoble al Cádiz o Los de Capuchinos, con el que obtendría el primer premio en el 2000. Actualmente continúa en activo en la autoría de chirigotas, junto a Antonio Martín en música.

Los hermanos catalanes

catalanesPaco, Ricardo y David. Tres caminos con destinos carnavaleros pero que han tenido diversos rumbos. Posiblemente, el más conocido de los tres, Paco dio el gran salto a la fama gracias a su incorporación a las comparsas de Martínez Ares a mediados de los 90. Luego pasó a ser director a raíz de la ruptura de La Milagrosa y mano derecha inseparable de Martínez Ares. Tras la retirada momentánea de Antonio, Paco se embaucó en numerosos proyectos, junto a Luis Rivero o incluso Juan Carlos Aragón, para completar su autoría en solitario. Su hermano Ricardo también le acompañó como guitarra en las comparsas de Ares, para luego verlo junto a Tino Tovar o Luis Rivero.

Por su parte, David, el más pequeño de los tres, se dio a conocer gracias al primer premio de Guadalupe junto a Luis Rivero, para posteriormente ser uno de los referentes en las comparsas de Tino Tovar.

Antonio Trujillo ‘Catalán Grande’ ha sido todo un ejemplo y un espejo a seguir en cuanto a la escenografía gaditana se refiere. Un brazo suyo hacía que el grupo al unísono comenzara o callara sobre las tablas de cualquier escenario. Referente máximo de las grandes comparsas de Antonio Martín como Capricho Andaluz o Voces negras. Su ya célebre interpretación de ‘Charlot’ en los Beatles de Cádiz se ha convertido en una de las piezas más cantadas del Carnaval gaditano.

Antoñito y Tati Rico

Pedro Los Majaras - Codigo CarnavalSi a alguien le preguntan si el carnaval se lleva verdaderamente en la sangre, habría que preguntarle sin lugar a dudas a Tati y Antonio, hijos de Antonio Rico Segura, más conocido en el mundo del carnaval como ‘Pedro de Los Majaras’. Antoñito, octavilla ha estado enrolado desde la nueva etapa de la comparsa de Los Majaras tras su gran tiempo de ausencia en las tablas del gran teatro. Tras su salida del grupo, se incorporó junto a Remolino y Cardoso en Los Válidos, donde estuvo hasta el pasado año, en el cual se incorporaron a la comparsa de Jona ‘El malo del cuento’. Tati por su parte se ha dedicado a la instrumentación, y lo hemos visto tocando la caja, aunque también cantando en la fila delantera.

Pedro de Los Majaras, padre de las criaturas y posiblemente el director más querido del Carnaval de Cádiz. Con su figura clásica de abrazo al pueblo, Pedro siempre estuvo enrolado a las comparsas que venían desde El Puerto de Santa María. Rodeado de grandísimas voces como Albaiceta o Pelahigo nunca tuvo un mal gesto por un premio y supo ser todo un caballero tanto cuando ganaba como cuando perdía. De su garganta han salido comparsas tan míticas como Raza Mora, Israel, Los Simios o Medio Siglo.

Los hermanos Carapapas

carapapasSobre los mostradores de un bar en la calle de La Palma, en pleno corazón del barrio de La Viña, en el bar el Carapapa nació la historia de dos hermanos, David y Francisco Javier, que aprendieron a compás de nudillos y absorbieron todas aquellas vivencias como una esponja. Ellos, rescatarían del olvido aquellas chirigotas clásicas que llegaban a bombo y caja pero sin guitarra (Lo que quedó de la banda del tío perete, los extraterrestres, blancanieves y los 7 enanitos…), posteriormente introdujeron la guitarra, para por último pasarse a la modalidad de comparsas, escribiendo para los componentes más punteros de la fiesta.

La historia carnavalera de estos hermanos llega por partida doble, su padre chirigotero y regente del bar les inculcó el veneno, mientras que su madre también fue un auténtico referente, ya que su chirigota de 1980, ‘Las molondritas’ supuso la primera chirigota femenina de la historia del Carnaval de Cádiz, con lo que suponía en aquella época que acababa de salir de los últimos coletazos del franquismo.

Fali Pastrana Lorenzo

fali-pastranaRafael Pastrana Lorenzo es un corista con alma de comparsista, y entre esa dualidad bate sus dos pasiones. Alejado ahora de la modalidad del tango, este joven autor gaditano se centra ahora en la autoría de su comparsa, al que él reniega llamar ni femenina (ya que hay componentes masculinos) ni mixta, comparsa a secas. Tomó las riendas del grupo que escribía Luis Ripoll, con Carmen Jiménez Barea como directora. Ha traído agrupaciones como La Prometida, La ola, Óyeme o Cádiz.

Hijo del gran corista del mismo nombre, Fali Pastrana, toda una eminencia en lo que al tango gaditano se refiere, el coro referencia de la esquina del Cañón, donde retumba con fuerza el gaditanismo más puro junto a sones de vanguardia. De su pluma han salido colaboraciones activas en numerosas comparsas, otros coros vecinos de San Fernando y sobre todo de coros como Los Últimos de filipinas, Los dictadores, Los entendíos del Racataplán o Los Cañamaque. Posee también el antifaz de oro de la fiesta.

Lucía Pardo

lucia-pardoDicen que los nombres pesan en el mundo del carnaval, pero esto parece no importarle mucho a esta autora gaditana, que dirige el coro femenino como ‘Que dios nos coja confesás’ logrando su pase a la fase semifinal, gustaron ya mucho desde aquella ‘Cantina Las manitas’, un coro en el que sobretodo rebosa de dinamismo y juventud. Lucía ha logrado imponerse entre numerosos coros de renombre a base de trabajo, esfuerzo y sacrificio. Los resultados están ahí, y su coro es uno de las revoluciones emergentes de los últimos carnavales.

Si usted dice coro, inmediatamente se le vienen a la cabeza varios autores de carnaval, y entre esos, seguro que estará Julio Pardo, uno de los autores más laureados de la fiesta y de la modalidad. Extraño es no ver un coro de Julio Pardo junto a Antonio Rivas en la gran noche de la final del Falla. Activo desde aquel coro de estudiantes de Los Aspirinos, ha trabajado con numerosos autores como Antonio Miranda o Kiko Zamora entre otros. Desde 1989 hasta 2011 su coro ha estado participando ininterrumpidamente en la final.

La familia Monzón

selu-monzonJesús Monzón formó parte de esa corte mítica de copleros que entonaron las mejores letras del Carnaval de Cádiz. Ligado a agrupaciones tan antológicas como Los Beduinos, Los currusquillos gaditanos o Los hombres del mar, aquella mítica agrupación de Paco Alba que en 1965 hiciera famoso el pasodoble del ‘vaporcito del puerto’. También ligado a grandes comparsas de la Peña Nuestra Andalucía de los años 80 como Pregones o Payos y Gitanos de los que se encargó de la dirección. Antifaz de oro, falleció en 2008 a los 65 años.

Pero la familia lasaliana viñera, es la más fiel y longeva de las que han acudido a las tablas del Gran Teatro Falla, un currículum que continúo su hijo, Selu Monzón, mayor de seis hermanos formó parte de la historia viva del Carnaval de Cádiz en agrupaciones como Hombres Lobo de Villegas o Con Gancho de Pedro Romero. Destacó también en chirigotas de Juan Carlos Aragón como Flamenkito Apaleao o Vota Picha. Luego ligado junto a Sánchez Reyes en Los Robinsones de la Isla, el autor decidió convencerlo para que asumiese la dirección musical y afinación del coro de la viña, pero meses después del fallecimiento de su padre, Selu Monzón también nos dejaría a la temprana edad de 42 años, también con un antifaz de oro que le entregó su propio padre.

Hoy, podemos seguir viendo su apellido vinculado al mundo de la chirigota, y es que su hermano forma parte de la chirigota de Vera Luque.

Otros carnavaleros como sus padres

En esta lista interminable de hijos que han seguido los pasos de sus primogénitos encontramos a Miriam Ballesteros, la hija del Love, al director de la comparsa La Eternidad de Martínez Ares, Rafita Velázquez, hijo del mítico Rafael ‘el mejicano’ que ya saliese con Antonio en comparsas tan míticas como Los Miserables o La Ventolera.

Al hijo de Manolo Cornejo (don Adolfo), lo hemos visto tocando la caja o a Galleguito, haciendo la octavilla con la comparsa de Fali Mosquera. También es inmediatamente reconocible el apellido Alemania, mítico comparsista y director de las comparsas de Enrique Villegas, hoy autor del coro de Chiclana. Su hijo, Tommy ha estado enrolado en comparsas como Los Válidos, Los Hombres de Negro o La Comparsa Rosa.

Fotos interiores: Cadiz directo, Diario de Cádiz y Onda Cádiz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here