La serena eternidad

0
1992
La Eternidad
Foto: Eva de la Rimada Art

El farol se enciende cuando el gaditano da su último aliento. Antonio Martínez Ares deja atrás al colorido y cobarde camaleón para adentrarnos en un mundo fantasmagórico.

Una travesía sobre las serenas aguas de la eternidad. El más allá aguarda a aquellos que han decidido dejar la tierra. Un tránsito de almas y de coplas ante otra de las obras contemporáneas del poeta.

Antonio Martínez Ares no volvió en balde, quiere seguir trasteando en su mente inquieta entre nuevos senderos inexplorados, pisar con los pies descalzos tierras vírgenes y contárselo a su pueblo a modo de coplas. Como ya hiciera en los años 90, Antonio arriesga, arriesga y vuelve a arriesgar sin miedo a quedarse en el camino.

Hace ya dos décadas que su camino sirvió como faro y guía para otros muchos que hoy siguen. Fue el espejo de una juventud que se volvió a sentir reflejada en las gargantas calientes de aquellos ídolos platónicos, aquellas voces celestiales de sangre y barro. Hoy, Ares sigue abriendo senderos que no sabemos a donde llevarán, pero mientras, nos deja un legado de coplas en las que disfrutar con la boca abierta.

Un canto a la eternidad, una oda a la muerte que mezcla fantasía y crudeza, como una densa niebla con olor a canela que nos cala los huesos, que nos hace flotar a través de un limbo donde no existe presente, pasado ni futuro.

La Eternidad no se vuelve áspera, sino infinita y tremenda al paladar. Nos abraza con la intención de no soltarnos, con la intención de rompernos todas y cada una de las costuras de la piel para ablandarnos todos los órganos, a cocción lenta.

Cada golpe de remo suena a un carnaval nuevo y a un carnaval que no volverá, un pasaje que no refleja nuestro rostro en las turbias aguas, sino un horizonte que se esfuma y otro que se planta ante nosotros. El Cádiz del ayer, o cualquier Cádiz que siempre hemos soñado. Por el que bien vale volver mil veces a la vida, para siempre. Para toda la eternidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here