Lo viejo y lo nuevo

0
1153
Ley de Vida
Foto: Onda Cádiz Digital

“Es ley de vida que le tiempo pasa hacia adelante, sin darnos cuenta”.

Es de fácil suposición que Don Antonio Martín García se inspiró en la letra de ‘El Circo’ de Quiñones para titular su comparsa. El prolijo autor viñero presentó sobre las tablas una idea original, basada en el eje joven-anciano, nuevo-viejo o como quieran llamarle. Ese eje (que Martín añade al de poniente-levante) al que recurre la nueva política para denostar todo lo que pueda oler a rancio, y que recoje muy bien la comparsa de Sevilla ‘No me toques las bolas’ en su segundo pasodoble, donde acertadamente, desde la anciana visión aleccionan al adanismo efebócrata, desmemoriado e irrespetuoso.

La comparsa sevillana, tal como dijo su autor Alvarado, no vino a concursar, vino a homenajear a sus mayores. Con un estilo sencillo y destilando sinceridad y emoción en su cantar, la agrupación transmitió su mensaje que seguro lo recogieron agradecidos allá arriba. Y hablando de exequias, la que le organizaron los componente de la chirigota rinconera ‘No te vayas todavía’ a su amigo Manue’ fue de escándalo. Con buenos “golpes” desde la presentación, mantuvieron el alto nivel ingenioso hasta la última cuarteta (ipapelón el del fiambre!). Sería justo ver a estos dos grupos hispalenses en cuartos.

Siguiendo el eje “n-v”, también cabe romper una lanza por la juventud. Por la juventud cuartetera y valiente: que se sube a las tablas por defender a ese lince que es el cuarteto gaditano, sin complejos. (¡Ya está bien de comparsilandia!) Es una gran noticia para el carnavalero que florezcan cuartetos desde la tierra canterana.

Retomando lo de Martín donde lo dejé, he de decir que a esa singular propuesta del prolijo autor se le podía haber sacado bastante más partido en el popurrí. Será que empezó muy arriba la comparsa, con esa pléyade de componentes míticos poniendo voz al Martín esencial, al de ‘Entre Rejas’, y jugando con las luces para impactar con la idea-tipo en la presentación.

Tal como nos recordó Germán (OBDC) el pasado día, “el primer pasodoble tiene que ser un piropo con la esencia, con lo hermoso y que huela a Cai”… Requisitos que sobradamente cumplió el maestro de San Vicente. Y la segunda letra para el Cartero Real y presidente de Los Pabellones: el tema, hasta ahora, más cantado en el concurso… A partir de ahí se desinfló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here