Resumen comparsas COAC 2015

0
2922

La modalidad de comparsa traía nada más y nada menos que hasta 63 agrupaciones participantes al concurso, el doble de las que se presentaban a chirigota. Las dos únicas ausencias de este 2015 fueron Antonio Martín y nuevamente la de los hermanos Márquez Mateos. La vuelta de Juan Carlos suponía un morbo añadido y el punto nostálgico lo traerían Los Majaras, siendo éste su último año sobre las tablas del teatro falla.

Los millonarios

Juan Carlos Aragón regresó por todo lo alto, ofreciendo su mejor versión. No recordábamos unos versos así desde ‘Los Condenaos’ o ‘Los Ángeles caídos’, la incursión de nuevos componentes dieron a la comparsa un aire fresco y necesario. Los millonarios se presentaron sin estridencias, melódicamente perfectos y con unas letras que rozan el sobresaliente. Ramoni ha sido ‘en la sombra’ el motor de la comparsa, dándole una dulzura colosal y acompañando en los coros a la instrumentación para que suene tremendo.

El bombazo del pasodoble marcando el corte deja un sello añejo y gaditano que ha conseguido ponerle el broche de oro a una de las mejores plumas del concurso, una comparsa más ‘gaditanizada’ donde muchísimos ‘haters’ del autor no han tenido más remedio que rendirse a sus pies, y es que desde principio a fin en la modalidad no hubo apenas discusión sobre quién merecía el primer premio.

Nota: 9’5

Los gadiritas

Tino Tovar defendió con uñas y dientes el primer premio hasta el último aliento, la comparsa estuvo a la altura de las circunstancias e incluso logró sembrar alguna duda en el pase final en una posible reválida, aunque los puntos conseguidos por la comparsa campeona ya eran demasiado insalvables. Con la incorporación nuevamente de David Trujillo el grupo vuelve a compactarse fuerte en los tonos altos, con una presentación soberbia marcada por la potencia y la garra de la agrupación que logra comerse el escenario desde el primer minuto.

Los gadiritas llevan el sello romántico del autor, la pasión convertida en pasodoble se trasforma en voz y garganta en cada pase que la comparsa realiza, escalando un peldaño cada vez, mejorando en cada sesión y otorgando al horizonte y corazón del público la mirada y el sentir del primer gaditano, de aquel que pisó por primera vez este suelo y se enamoró del inmenso horizonte.

Nota: 9

La construcción

Peldaño a peldaño se fue construyendo la obra de Bustelo al mismo tiempo que nos iban enamorando los compases y sones de una melodía que suena a Cádiz de principio a fin. Jamás una obra sonó tan maravillosa, y ese último golpe de martillo le sirvió a la comparsa para meterse de lleno en la gran final con absoluto merecimiento.

No mentiríamos si podemos decir casi a boca llena que el popurrí es uno de los mejores escritos en la modalidad en este año, un auténtico caramelo para escuchar con los ojos cerrados, llevándonos hasta un tiempo pasado, entre hormigón, cemento y mezcla donde se alzaría el coliseo de las coplas. Bustelo supo elegir perfectamente donde decir lo bonito en cada pase y donde ser valiente y directo. No se equivocó en absoluto.

Nota: 8’5

Los imprescindibles

Jesús Bienvenido siempre guarda en su sello ese carisma que no nos hace olvidarnos de las raíces del auténtico carnaval, cuando era del pueblo, sencillo y directo. Para entender la filosofía de esta comparsa hay que escucharla un día en la calle, bien cerca, donde la copla se funde entre miradas, copas y carcajadas. Ahí podrán encontrar la esencia y el sentido a todo el carnaval de una sola tacada.

Los imprescindibles se unen en una batalla cual Hidalgo caballero, conscientes de una loca aventura pero meritoria sea cual sea el destino final. Los fichajes de Kevin y Antonio Moncada cubren a la perfección las bajas sensibles de Perico y Dani Obregón. Los imprescindibles es una comparsa con muchísima metáfora, necesaria su reproducción asídua para seguir encontrando sorpresas y detalles, el carnaval más puro que una vez más vuelve a mostrar que los auténticos imprescindibles son sus propios ejecutantes de la copla.

Nota: 8’5

El reino de Don Carnal

Esta comparsa entró casi de puntillas en el COAC 2015 hasta que se alzó telón y un mundo de colorido y copla se postró ante nosotros. Ganadores del concurso Fermín Salvochea gracias a su defensa por la sanidad pública con total merecimiento gracias a su magnífico pasodoble de preliminares.

La musicalidad, con el sello de Pepito Martínez es toda una garantía de éxito, con un grupo que ha sabido rehacerse después de las numerosas bajas con respecto al año anterior, absolutamente a la altura de lo exigido, de lo que se esperaba y sobre todo del gran repertorio que brindaron. Muchos los metían en sus quinielas y no es de extrañar.

Nota: 8

La comparsa rosa

Quizás una de las decepciones del concurso en la modalidad con respecto a dinámicas de años anteriores. La idea no terminó de encajar en un grupo que en todo momento se mostraba muy por encima incluso del repertorio. Sobró quizás alguna estridencia del contraalto, que subía por encima de lo necesario. La idea en sí de la comparsa es buena, pero posiblemente la representación o en el formato en la que se exhibió no terminó de conectar totalmente con el público durante el concurso.

En ocasiones una idea mal enfocada puede llevar a un desacierto, pero si bien está claro que el grupo tiene un nivel altísimo, por lo que el próximo año volverán a estar en todas las quinielas de inicio sin ningún tipo de dudas.

Nota: 6

Lobos

Juan Fernández es otro de los autores que parecen haberle cogido la dinámica positiva al concurso y este año nos presentó a unos lobos de mar que agradaron muchísimo y lo hicieron desde donde tiene que hacerlo una comparsa, el repertorio. Lobos no llevaba ninguna puesta en escena ni tipo espectacular, enganchó al público por su preciosa musicalidad y sus letras.

Con un tridente de voces de lujo: Jesús Villar, Ezequiel y Nando el grupo no se muestra tan estridente como años anteriores, la comparsa está más ‘cantaita’ más melódica, como si quisieran mecernos entre vaivenes de olas a ritmo de carnaval. Una de las mejores comparsas que ha sacado Juan Fernández sin lugar a dudas.

Nota: 7’5

Los fantasmas del carnaval

Jonathan Pérez es otro de los autores de carnaval que continúan madurando su pluma y su obra con el paso de los años, sus comparsas son aquellas que crecen progresivamente, sin prisa pero sin pausa, no hay unos picos excesivos pero tampoco bajones drásticos. Los fantasmas del carnaval es una idea excelentemente elaborada, representada y ejecutada, pese a la desbandada del pasado año, el autor ha sabido encontrar nuevamente un grupo de plenas garantías para afrontar su proyecto.

La presentación es otra de las que más me han embaucado junto a la de Los Gadiritas, mantiene el sello de su comparsa innato, suena al Jona de años anteriores pero no recuerda a ninguna otra de sus comparsas y eso es algo difícil y a la vez muy agradecido por el público. Si continúa a este ritmo recogerá sus frutos más pronto que tarde.

Nota: 7’5

Los Borregos

Otra comparsa que también ha perdido la dinámica ascendente en este 2015, Los gallitos pusieron un listón altísimo y eso ha sido una losa con la que la comparsa ha tenido que lidiar durante todo el concurso. Se mostraron demasiado estridentes en el primer pase, pero poco a poco fueron ganando confianza para lograr ir de menos a más, pero sin el fuelle necesario para grandes citas.

El tipo, muy arriesgado quizás no caló como en otras ocasiones, algunas letras carecieron de esa chispa que hiciese encender al público y es algo que pasó factura. No obstante, en el último pasodoble de semifinales volvieron a recordar aquel brío del pasado año, apuntando directos a quemarropa con la verdad más rotunda e hiriente. Habrá que tenerlos muy en cuenta en próximos años porque segurísimo que tienen mucho que decir y aportar al concurso.

Nota: 6’5

OBDC! El show de Pinocchio

Otro de los autores que cada año llegan empujando desde abajo. La comparsa de Germán Rendón es un híbrido, una comparsa moderna pero que ha sido educada en los colegios más clásicos de la copla, bebedora de los manantiales más puros y castizos. Esta mezcla hace que la esencia huela a Cádiz, a cortes clásicos de bagueta de Pepe el Caja, a ramalazos de la seda del Tino más sensible o del Pedro Romero más rebelde, pero todo ello sin dejar de ser Germán Rendón, un auténtico show en música y letra.

La comparsa vuelve a quedarse en cuartos de final, algo que llegará, como llegaron todos los grandes, lo importante es que esos ‘babuchazos’ no hagan decaer el desánimo ni la pluma del poeta y su grupo para que continúen con la misma energía rebelde. La música del pasodoble es una auténtica maravilla, corrieron mucho en el pase de preliminares, algo que hizo que el contenido fuese demasiado denso, el cuartos lo solucionaron y sonaron mejor.

Nota: 7

Dónde candela hubo

Parecía impensable pero era cuestión de tiempo que el momento en el que los majaras del Puerto de Santa María dejasen de subirse a un escenario se cumpliera, así ocurrió este año, que uniéndose a muchos veteranos de la fiesta nos deleitaron de sus coplas por una última vez.

Sus sones se mantuvieron intactos, era como escuchar una cinta polvorienta de aquellos años 80 donde ‘Los simios’ o ‘Israel’ sonaban en un viejo transistor. Sencillos y elegantes, con forillo negro y con la copla por bandera, la vieja usanza más pura únicamente pudo disfrutar de dos pases, seguramente estos mitos vivientes merecieron un pase más.

Nota: 7

Qué penita de comparsa

Sin lugar a dudas la comparsa revelación de este 2015, la cantera viene pisando fuerte y ha demostrado como con un tipo sencillo y sin voces estridentes se puede hacer una comparsa que suene bonita y agrade al público.

Iván Romero apuesta por una comparsa acuartetada, donde su propia intervención como Paco, el padre de uno de los chicos que va sacar la comparsa se hace fundamental llevando el hilo argumental, diciendo las cuatro verdades, en lo que podría ser un perfecto manual para la cantera de cómo debe hacerse una comparsa. Merecieron otro pase, pero su puntuación fue baja en preliminares, sin embargo marcaron el corte en el pase a cuartos. Los esperaremos con ansias el próximo carnaval.

Nota: 7’5

Resumen

Lo mejor: Las mayoría de las comparsas parecen haber entendido que sobran las estridencias en sus repertorios, que cantando sencillo agradan muchísimo más. Hemos visto en la modalidad una vuelta a lo añejo en la gran mayoría de agrupaciones, cortes más clásicos en el apartado musical. El nivel estuvo muy alto, aunque las cuatro primeras (JC, Tino, Bustelo y Bienvenido) mostraron estar en todo momento un escalón por encima del resto, se hizo injusto pasar únicamente tres.

Lo peor: Quizás se abusó del meta-carnaval en los repertorios por encima de los piropos o incluso la crítica social pareció en ocasiones demasiado blanda para lo que venimos soportando. El tipo de marinero continúa escardandose hasta la saciedad año tras año pese a ser uno de los más repetidos de la fiesta, deberían instaurar una norma de prohibición de 5 años para depurar tal saturación.

La revelación: Qué penita de comparsa

La decepción: La comparsa rosa

La injusticia: Sin Límite, la comparsa de Faly Pastrana no mereció quedarse en preliminares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here