Saltar al contenido
Código Carnaval

Pasodobles imprescindibles de Tino Tovar

Pasodobles imprescindibles de Tino Tovar

Tino Tovar es uno de los autores más relevantes de finales de los 90 y principios del nuevo siglo.

Su mezcla de vanguardismo, con ese estilo clásico le hizo comenzar a saborear las mieles del éxito a los pocos años del debut de su comparsa en adultos.

Durante todos estos años, el autor gaditano nos ha dejado una gran batería de pasodobles inolvidables y que a buen seguro muchos de nosotros cantamos en nuestras reuniones de amigos.

Hemos querido recopilar este pequeño listado, con algunos de los pasodobles imprescindibles de Tino Tovar.

La Botica – Cuentan que había una trastienda

Uno de los primeros pasodobles del autor que pasaron a la memoria colectiva.

Aquel año conseguirían entrar en la Gran Final, contando la historia de un joven al que le gustaba cantar pero por circunstancias laborales no había podido hacerlo nunca en el Falla con una agrupación.

El Cielo de Cádiz – En sus pasajes la biblia

Un precioso homenaje/piropo a la mujer, metido muy al tipo en su disfraz de angelitos y uno de los más cantados y recordados por los aficionados.

Las Estaciones – Quédate conmigo

Junto a Ángel Subiela en la dirección, este controvertido tipo de árboles dio un punto de vista a los malos tratos completamente diferente, desde la posición del hombre, a la que una mujer había maltratado psicológicamente.

Los del año catapum – Pasaban ya las doce

En el año 2000 llegaría el primer premio para Tino Tovar tras su debut en adultos en 1996. Esta historia, real según el autor, cuenta una historia de amor entre dos mujeres, a las que sorprendió besándose una noche.

Los Tropicales – En esta noche

Los Tropicales son unas de esas joyas ‘ocultas’ del foco mediático del Carnaval de Cádiz. No consiguieron entrar en la Final, pero nos dejaron letras de amor como esta.

El espíritu de Cádiz – Hoy te he mirado

Posiblemente sea uno de los pasodobles más conocidos y cantados de Tino. Una historia agridulce de desamor que nos desgarra el alma.

La república gaditana – Si no hace na que estoy despierta

En este pasodoble, se nos cuenta la dura lucha de las abuelas, que pese a criar a sus hijos, tiene que seguir bregando para quedarse con sus nietos mientras ellos disfrutan. El amor, como fuerza incontestable de todo.

Los Perfumistas – Tus silencios

Los Perfumistas no consiguieron conectar con el público aquel año, pero nos dejaron este desgarrador pasodoble a los malos tratos, cantado sin ningún tipo de instrumentación.

Voces – Soy andaluz

Un homenaje sencillo y sincero a los integrantes de la Peña Nuestra Andalucía, de la que salieron muchísimas comparsas y componentes ilustres de la historia dorada del Carnaval de Cádiz.

Juana la Loca – Se levantaron muy temprano

Un tipo y una idea arriesgada que cayó completamente de pie. En ella, narra el amor incondicional de una pareja homosexual hacia su virgen previa a su salida en Semana Santa.

Ciudadano zero – En el periódico

Un canto a Andalucía, un anuncio en el periódico que es más un S.O.S, crudo, fiel y real.

La canción de Cádiz – Eras tan guapa y tan niña

Otra de las agrupaciones estrella de Tino. Aquí, el poeta se desnuda completamente para contarnos una historia de amor, la suya y la de su mujer.

El Creador – Juan se levantó

Uno de los pasodobles más sensibles y bonitos de Tino Tovar. En él nos muestran la rutina de Juan, un profesor de niños especiales y su amor por ellos y su profesión.

Tic-Tac, Tic-Tac – Toíta la noche despierto

Otros de aquellos basados en historias reales. Las mágicas rutinas del primer día de carnavales en la calle para el hijo de un componente de su agrupación. Este concretamente está basado en Jose Otero.

Foto de portada: Carnavalea

error: